15 señales para saber si deberías cambiar de trabajo y más.

Cuando no estás contenta con tu trabajo, pero tampoco tienes claro si deberías dejarlo, porque piensas, ¿quién está contento con lo que hace? a casi nadie le gusta su trabajo, ¿o no? lo que hay que hacer es aguantar, que es lo que me dice mi padre, me decía una clienta hace unos meses.

No te gusta tu trabajo, pero no haces nada, bueno no, buscas señales que te confirmen que tu ocupación es una “merde” (en francés suena mejor). y que lo mejor es empezar a buscar.

Pues aquí estoy yo para ayudarte a identificar esas señales, ¡no te pierdas el video de hoy!

También quería rendir un pequeño homenaje a un amigo, que murió la semana pasada, con 49 años, de cáncer. Él decía “El mensaje aquí es que no nos preocupemos por tratar de alargar la vida, sino que estemos más ocupados por ensancharla y llenarla de cosas que valgan la pena, porque algo que aprendí con toda esta enfermedad es que a final de cuentas no importa cuánto vivas, nadie te va a recordar por eso, sino por lo que dejaste mientras estuviste aquí. La gran ventaja que tienen estas enfermedades es que te recuerdan que puedes morir y te ayudan a priorizar el tiempo, a hacer cosas que siempre quisiste hacer pero que dejaste para después. En esos momentos dices ‘el después quién sabe si llegue, entonces tengo que empezar ahora’ y eso fue lo que hice”.

Este amigo era Lalo López, un publicitario mexicano, muy reconocido, que optó por enfrentar la enfermedad no desde el victimismo, de ¿por qué yo, tan joven?, sino desde lo que es posible hacer con lo que me queda de vida, darle un sentido y un propósito.

Creó el Pandatón, una maratón solidaria en México DF, para recaudar fondos que iban destinados a personas enfermas como él pero sin recursos. Fue toda una inspiración para muchas personas, no por tener esa enfermedad sino por como la afrontó y lo que creó después.

En su última conferencia explicaba que el sentido de la vida para él, estaba en servir a los demás, en ayudar, en dejar un mundo mejor que el que nos encontramos.

Muchas veces, no somos felices y nos aguantamos, no hacemos nada. Tenemos un trabajo que nos hace infelices y no hacemos nada. Vivimos amargadas, porque pensamos que no tenemos opciones o porque tenemos miedo de esas opciones. Nos compramos cosas nuevas para tapar esa insatisfacción, ropa, zapatos, nos damos masajes, tomamos pastillas para la ansiedad, el estrés.

Yo no te digo que abandones todo y te lances al vacío. Lo que te propongo es que empieces a pensar que alternativas tienes, que siempre las hay. Piensa cuál es tu por qué y para qué y ensancha tu vida, dale un sentido.

Por qué haces lo que haces, por qué eres abogada o consultora o publicitaria, qué tipo de abogada, consultora o publicitaria te gustaría ser. Por qué eres madre, qué tipo de madre te gustaría ser. Cuando tienes claro el por qué, tienes claridad y eso te ayuda a encontrar lo que buscas.

Como decía Lalo, en la vida no puedes elegir lo que te toca enfrentar, pero lo que si puedes elegir es como lo vas a enfrentar.

La semana que viene te voy a ayudar a terminar el año, arriba con ilusión y a empezar el 2017 con objetivos que te motiven y que te ilusionen. De momento vete pensando cuál es tu por qué.

Te deseo que pases un buen lunes y una gran semana. ¡Y UNA FELIZ NAVIDAD!

Y por favor, suscríbete a mi blog y compártelo si te parece interesante. Gracias.

Si sigues utilizando este sitio, aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar