7 consejos para cuidar tus finanzas personales

En el cole nos han enseñado de todo, desde leer hasta sumar, restar, lengua, literatura … Pero ¿y a manejar nuestro dinero?

 Es una carencia importante en nuestro actual sistema educativo, no enseñarnos sobre el manejo del dinero, que tanta falta nos hace.

Está claro que la educación financiera en España sigue siendo una de las asignaturas pendientes.

Un aspecto muy importante para el empoderamiento de la mujer es manejar sus finanzas personales como una experta, sin necesidad de ser especialista en el área, puesto que la libertad económica le ayudará a tomar mejores decisiones con su vida.

Estarás conmigo en que mantener una buena relación con el dinero no se trata única y exclusivamente de ahorrar cada euro que ganemos, creer que la mayoría de los gastos son innecesarios o que hay que prescindir de todos los caprichos.

De lo que se trata es de mantener un balance que te permita disfrutar de bienes básicos y necesarios, gustos personales y ahorrar de cara al futuro.

Te aseguro que tomar el control de tu economía te ayudará a encaminar las mejores decisiones para tu vida.

.

Hoy quiero compartir 7 consejos básicos y estratégicos para llevar tus finanzas de forma óptima.

  • Conocer el destino de tu dinero

Es necesario controlar regularmente el dinero gastado y sobre, todo, «en qué lo gastamos».

Para ello elabora un presupuesto mensual el cual te servirá para planificar tus gastos para un periodo determinado y controlar si has gastado lo que te habías propuesto.

A fin de mes haz los ajustes para optimizarlo; mantener un seguimiento diario puede hacer que consigas ahorros de hasta un 15%.

  • Gastos por encima de ingresos: evita a toda costa el endeudamiento

Esta es la regla de oro. Según expertos financieros no debemos dedicar más del 35% de nuestros ingresos al pago conjunto de nuestras deudas (hipoteca, alquiler, tarjetas, prestamos …)

Te recomiendo que te crees un fondo que actúe como «margen de maniobra» ante posibles imprevistos.

Se recomienda que ese fondo de emergencia (con el equivalente a tres a seis meses de tus ingresos) lo crees para enfrentar un eventual problema de empleo, producción o situaciones personales que así lo necesiten.

  • Utiliza cuentas para distintos fines

Algo que a mí me funciona muy bien es utilizar cuentas para distintos fines.

Una de las formas es dividirlo en cuentas específicas para propósitos diferentes, y relacionar cada cuenta con un área de tu vida ( en mi caso personal y profesional) -y utilizarla sólo para este fin-. Cada vez que recibas dinero, asigna un porcentaje a cada cuenta.

  • Fijar unos objetivos de ahorro

Reservar una cantidad de dinero cada mes, por pequeña que sea, nos servirá para construir un colchón que nos ayudará a amortiguar futuros imprevistos o a lograr objetivos.

Un consejo que me dieron a mí y que también me funciona muy bien es la regla 50/20/30:

  • Destinar el 50% de nuestros ingresos a cubrir gastos básicos
  • Destinar el 30% de nuestros ingresos a cubrir gastos prescindibles
  • Destinar el 20% de nuestros ingresos a ahorrar.
  • Invertir muchas veces es ahorrar.

El dinero es muy volátil para enfocarlo sólo en ahorrar. Hay que apuntar a acumular para invertir, generar rendimientos y más ingresos. Es bueno estar activa en el mundo de las inversiones y, sobre todo, entender el medio que se elige.

Eso sí, uno de los mayores errores que podemos cometer a la hora de gestionar nuestro dinero es contratar un producto que no entendemos y cuyos riesgos desconocemos.

Si no entiendes de inversiones te animo a que contactes con expertos en la materia que te asesoren.

  • Revisa regularmente el extracto de tu cuenta

Podemos hacerlo una o dos veces al mes, así sabremos el estado de nuestras cuentas, los recibos que hemos abonado y si nos han hecho algún cargo que no reconocemos, hemos sido víctimas de un fraude o nos han cobrado alguna comisión que no debían.

  • Ser consumidores conscientes.

La tarifa del teléfono, la de la luz, las comisiones del banco, el interés de un préstamo, la rentabilidad de un depósito… Si queremos ser consumidores inteligentes, pagar menos y ganar más, debemos comparar antes de contratar cualquier servicio o producto.

Como verás no se necesita ser una experta en la materia, basta con tener una idea clara de las finanzas actuales y desarrollar un plan a partir de eso.

Hay una frase que desconozco su autor y que te dejo para tu reflexión :

“No ahorres lo que te queda después de gastar, gasta lo que te queda después de ahorrar”

Cuéntame ¿ Qué pautas sigues tú para tener un buen control de tus finanzas?

Crea tu buena suerte con confianza, coraje y constancia. Y haz que suceda.

Si necesitas ayuda, contacta conmigo en hola@talentjuice.net

Un fuerte abrazo,

Marta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si sigues utilizando este sitio, aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar