Autoconfianza: 5 técnicas para aumentar la confianza en una misma

Echa la vista atrás, por favor.

La confianza en una misma es el resultado del vínculo que has ido construyendo a lo largo de tu vida contigo misma.

Ese vínculo se ha ido desarrollando a través de tus experiencias vividas, como te has relacionado con tu entorno y tu entorno contigo, las etiquetas que te han ido poniendo en tu desarrollo y muchos factores más que han estado presentes en tu vida.

La verdadera confianza requiere que identifiques cuál es el origen de tus inseguridades, ya que nadie como tú sabe cómo asustarte. Constantemente, a lo largo de todo el día nos lanzamos mensajes negativos sobre nosotros mismos del tipo “ves, lo has vuelto a hacer”, “eres un desastre”, “si es que eres tonta”, “qué desastre, qué torpe”.

Ahora te pregunto: ¿qué comportamiento tendría que tener una persona para que tú puedas confiar en ella?

Quizá esta pregunte te ayude poner luz en aquellos pasos que necesitas dar para poder empezar a confiar en ti. Seguramente entre los requisitos que tiene que cumplir esta persona estarán: que tenga una buena relación con ella, que me escuche, cumpla lo que me promete, esté presente en esos momentos en los que más le necesito, no me juzgue, me trate con respeto…

¿Estas conductas las tienes contigo misma?

Te dejo dándole una vuelta a esto. 

¿Ya estás de vuelta? Bien, pues ahora la buena noticia es que la falta de confianza en una misma no es un estado inmutable, sino una dimensión de nuestra personalidad que puede trabajarse.

1. (Re)aprende a hablarte de manera más positiva.

Las creencias o prejuicios que tienes sobre ti misma son las que forman la base de esta desvalorización que te haces a ti misma, ya que te mantienen en un estado constante de insatisfacción personal.

Por eso, es muy importante (re)aprender a tener un discurso contigo misma, más amable y positivo. Por ejemplo, ¿puedes empezar por dejar de autocriticarte cuando hagas algo que no consideres suficientemente bueno?, seguro que sí.

En lugar de pensar o decir automáticamente cosas como “qué tonta soy” o “está claro que no tengo remedio” “menuda torpe estoy hecha”, trata de controlar estos pensamientos y de hablate de una manera más positiva. 

Intenta imaginar a un ser querido hablándose de esa manera delante de ti, ¿le dejarías insultarse y que se hablase mal así mismo?

Piénsalo.

2. Acepta tus fortalezas con gran orgullo y reconoce abiertamente tus debilidades.

Intenta elaborar una lista de tus fortalezas y tus debilidades tratando de ser lo más objetiva posible.

Algo que también puede ayudarte es anotar los comentarios positivos que te hace la gente. Eso es porque, cuando carecemos de autoconfianza, tendemos a quedarnos únicamente con las cosas negativas y a ignorar todos los elogios que nos hacen.

Guárdatelos en una carpeta y cuando venga a visitarte tu amiga “la falta de confianza” por favor recurre a ellos.

3. Para, busca tiempo y revisa tus logros del pasado.

Al revisar tus logros pasados, te darás cuenta de que en su momento fuiste capaz de recurrir a recursos con los que no sabías que contabas. Es más, hacer un balance de todo lo que has hecho en los últimos meses puede resultar un ejercicio interesante, ya que te permite ser consciente de todos los logros que has alcanzado, pero que podrías haber olvidado.

4. Fortalece tus habilidades.

El fortalecimiento de tus habilidades te ayudará a sentirte más seguro de ti misma, ya que te ayudará a desmontar esos sentimientos de inseguridad.

Elige un par de áreas que te gusten y ponte a leer y aprender sobre ellos. Puede que no termines sabiéndolo todo, pero ganarás mucha experiencia.

5 Pide ayuda.

La confianza en una misma, especialmente en el trabajo, es un tema que nos ha afectado a todas en algún momento de nuestras vidas. Una pérdida de confianza provocada por un fracaso profesional, como un despido o un período de desempleo, también puede llegar a afectarte en tu vida cotidiana. Sin embargo, este proceso no es inevitable, y siempre es posible recuperar la confianza si nos decidimos a trabajar en ello.

Si necesitas ayuda, pídela.

Si necesitas ayuda, reserva una sesión gratuita conmigo donde te ayudaré a que tengas claridad sobre tu siguiente paso profesional.

Puedes reservarla AQUÍ.

Y recuerda,

Crea tu buena suerte con confianza, coraje y constancia. Y haz que suceda.

Un abrazo y gracias por acompañarme semana a semana.

Marta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Si sigues utilizando este sitio, aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar