Be S.M.A.R.T. #3

Hola!

La semana pasada te dejé con esta pregunta, ¿qué quieres que suceda en tu vida, en los próximos 3 años, que requiera dinero?

Y te di algunos ejemplos para inspirarte. Lo puedes volver a leer aquí:

http://porfineslunes.net/so/2LTZ0uJ2

Una vez que tienes claro que lo que quieres es quitarte hipoteca o jubilarte a los 55 años o lo que sea que hayas decidido, esto no vale de mucho si no lo concretas en objetivos claros y concisos. Como decía Peter Drucker, “La mejor forma de predecir el futuro es creándolo”.

Te voy a enseñar la fórmula “mágica” de los objetivos. Se llama S.M.A.R.T

¿De donde viene este acrónimo? Ya en el siglo XIX, un conocido filántropo estadounidense Elbert Hubbard se dio cuenta de que mucha gente fracasaba con sus iniciativas. No fracasaban por falta de inteligencia o valor, sino porque no enfocaban sus energías en torno a un objetivo concreto.

Lo que necesitaban era una forma de organizar su esfuerzo para mejorar sus posibilidades de éxito. No fue hasta finales del siglo XX que llegó la ayuda en forma de objetivos S.M.A.R.T.

En general se acepta que el acrónimo de S.M.A.R.T fue escrito por primera vez en noviembre de 1981 en Spokane, Washington. George T. Doran, un consultor y ex director de planificación corporativa para Washington Water Power Company publicó un artículo titulado “Hay una manera S.M.A.R.T. de escribir metas y objetivos de negocio.

En este caso lo he aterrizado a objetivos financieros. Bueno te lo explico:

S – ESPECÍFICO – en inglés Specific – No es lo mismo decir “quiero ahorrar más dinero al año para jubilarme más tranquila” que “quiero ahorrar todos los meses 500 € durante los próximos 20 años para poder disponer de este dinero extra además de mi plan de pensiones y retirarme con tranquilidad”.

M – MEDIBLE – Todo objetivo debe de ser perfectamente medible. Deberás marcarte los parámetros necesarios para saber que estás yendo por el buen camino y que definitivamente, cuando así sea, el objetivo se ha conseguido. Por ejemplo, para poder ahorrar 5oo € todos los meses necesito captar 7 clientes nuevos cada mes.

A – ALCANZABLE – Antes de acometer el objetivo deberás buscar evidencias que te hagan pensar que es totalmente alcanzable. Si crees que no lo puedes conseguir es posible que no lo consigas, es lo que llamamos la profecía auto cumplida. Imagínate que marcas como objetivo vender a un cliente difícil y tú piensas que es casi imposible que te compre. ¿Cuál es el estado emocional con ese pensamiento?. Con ese estado emocional, ¿Cómo crees que será el proceso de venta? El estado emocional mermará sustancialmente las capacidades como vendedora y como consecuencia de ello, reducirá drásticamente las probabilidades de venta. Y ahora la pregunta del millón, ¿quién ha provocado ese estado emocional? Efectivamente, la creencia limitante de pensar que no te comprará. Ahora comprendes ¿Verdad? Profecía auto cumplida.

“Tanto si piensas que puedes, como si piensas que no puedes, estás en lo cierto”.
 Henry Ford

R – REALIZABLE Que sea alcanzable es una cosa y otra cosa bien distinta es que sea realista. Es importante que midas tus fuerzas, que seas consciente de los recursos de los que dispones para la consecución del objetivo. Es importante que tomes consciencia real si esos recursos que necesitas están en tu mano o no. Un ejemplo: yo quiero ser la número uno en golf. El objetivo aparentemente es alcanzable, (siempre hay alguien que lo ha alcanzado) pero bajo mis circunstancias no parece demasiado realista (aquí la que os escribe, a fecha de hoy ya ha pasado los cuarenta y jamás ha cogido un palo de golf) ¿Cuántas horas en plenitud de facultades físicas se necesita entrenar para llegar a ser el número uno? Ni tengo esas horas, ni por asomo estoy en esa plenitud física.

T – TIEMPO¿Sabes la diferencia entre un sueño y una meta? Tan solo una fecha. El objetivo debe de estar puesto en el tiempo, todo aquello que no se agenda, jamás se hace ¿Lo sabes, verdad? Además es bueno que marques hitos temporales a lo largo del objetivo. Es decir, si el objetivo es a un año vista, no estaría demás que cada mes fueras viendo la progresión del mismo y marcarte acciones correctoras si los resultados en estos hitos no son los deseados.

En resumen, para una buena formulación de objetivos estos deben de:
 Ponerse en positivo, dividirse en sub-objetivos para que sean asumibles, ser específicos, ser alcanzables, ser realistas y deben de ponerse en el tiempo.

No hay fracaso peor que no haberlo intentado. Felices resultados.

Te deseo que pases un buen lunes y una mejor semana.

Un abrazo,

Marta

Si sigues utilizando este sitio, aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar