El Ritz y cómo dirigir a tus ex-compañeros.

¿Té o café?

Prefiero café, gracias. Con leche. Sin azúcar.

Cecilia está en el Hotel Ritz, su jefa le ha invitado a desayunar.

Todavía no sé le ocurre por qué.

¡Pero no estés tan seria! ¡Todo lo que te voy a decir es bueno! Le dice su directora general.

Sisi, como le llaman sus amigos, muestra una sonrisa un poco forzada. Está más nerviosa que Hillary Clinton en el Kremlin.

Lleva 5 años en la empresa, trabajando mil horas todos los días y con mucha presión.

Yo también café con leche y nos traes el desayuno continental especial, por favor, pide Almudena, hoy es un día especial.

Bueno querida, mientras nos traen el breakfast, te cuento la buena nueva. Hemos decidido nombrarte directora para llevar toda la parte internacional. Te ofrecemos una subida del 30% sobre tu sueldo actual y mantienes a tu equipo. Es decir, vas a ser jefa de tus compañeros actuales. ¿Qué te parece?

Cecilia estaba sin palabras, ¡que subidón! Le encantaba el reto y la subida de sueldo, claro. ¡Por finnnn!!

Aunque algo le inquietaba, como iba a dirigir, a partir de ahora, a sus compañeros. Qué raro iba a resultar. ¿Cómo hacerlo bien?

Almudena le notó a Cecilia un poco ausente y sintió curiosidad. Sisi, ¿qué te inquieta?, confiesa.

 

Me preocupa una cosa, cómo gestiono a mis ex – compañeros, ¿algún consejo?

 

Vas a caminar sobre una línea muy fina, pero yo haría lo siguiente:

 

  • Comunicárselo bien. Primero lo haré yo, para hacerlo oficial.

 

  • No hagas cambios importantes al principio. Aunque tengas un buen plan un cambio brusco no es conveniente. Puedes enfriar la relación.

 

  • Reúnete con cada miembro del equipo uno a uno. No dejes espacio para que formulen suposiciones infundadas sobre cómo será la nueva relación con ellos.

 

  • Pasa tiempo con cada persona, individualmente y en grupos pequeños, compartiendo tu visión y pidiendo comentarios. El éxito de tu equipo es tu éxito.

 

  • Coge distancia. Si continúas socializando o relacionándote con ellos de la misma manera, como hasta ahora, borrarás las líneas que defines tu nuevo rol y será confuso y puede dar pie a mal entendidos.

 

  • Haz las paces con tus rivales – Si sabes de alguien del equipo, que quería este puesto, respáldalo y asígnale una tarea importante. Mejor aliados que enemigos.

 

Gracias Almudena, me siento más tranquila. Nos vemos luego en la oficina.

¿Qué más consejos le darías a Cecilia?

Piénsalo y ya me cuentas.

Y recuerda,

Crea tu buena suerte con confianza, coraje y constancia. Y haz que suceda.

Un fuerte abrazo,

Marta

Si sigues utilizando este sitio, aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar