¿Cómo no depender del reconocimiento de los demás?

Ayer leía un comentario de una amiga en Facebook que decía:

 

“Hace mucho que me dejó de importar lo que la gente piensa de mi. Digo y hago lo que me parece. Siendo fiel a mi misma.”

 

Esto es un principio de intenciones en toda regla.

 

Seguramente buscas el reconocimiento de tu jefe, de tu madre, de tu padre, de tu pareja,

 

¿Es así?

 

Quieres que sepan lo bien que trabajas, lo inteligente que eres, lo bien que vistes, la de amigos que tienes, lo guapa o guapo que eres.

 

¿Una de mis lectoras me decía, qué puedo hacer para no necesitar el reconocimiento de los demás? Quiero ser más libre.

 

Para liderar tu vida como tu quieres, necesitas entender tus modelos mentales y saber si te ayuda con tu propósito o te hace daño.

 

Como resumen rápido, los modelos mentales son nuestras ideas y creencias profundamente arraigadas sobre la forma en que el mundo funciona y cómo deberían ser las cosas. 

 

La mente forma patrones o modelos que definen nuestro sentido de realidad, que nos llevan a esperar ciertos resultados, que den sentido a los eventos y que nos predispongan a comportarnos de ciertas maneras.

 

Pensamos y actuamos a través de nuestros modelos mentales. Estos modelos mentales pueden mantenernos atrapados en las viejas formas de pensar y actuar, a menudo, en contra de nuestros objetivos conscientes y provocan que nos interpongamos en nuestro camino.

 

Para ser más libre, necesitas identificar y transformar los modelos mentales limitantes e improductivos que impulsan tus respuestas más ineficaces.

 

Supongo que tu siguiente pregunta es, ¿CÓMO HAGO ESTO?

 

Desde 2010, he estado investigando el papel que desempeñan los modelos mentales en la gestión, el liderazgo y la toma de decisiones. A partir de esto, parece que hay varios modelos mentales comunes: 

 

  1. Validación Externa
  2. Competencia
  3. Perfeccionismo
  4. Control

 

Los 4 parecen estar enraizados en un modelo general de Inseguridad o de No soy lo suficientemente bueno.

 

Validación externa: necesito que otros me quieran y que piensen que soy inteligente.

 

Si eres como la mayoría, te importa mucho lo que otras personas piensen de ti.

 

En una encuesta de evaluación sobre perfiles de liderazgo que se llevó a cabo recientemente, el 55% de las personas respondieron que su autoestima, a menudo o más o menos a menudo, estaba ligada a lo que otros piensan. 

 

Lo que tendemos a olvidar es que todos te están juzgando y categorizando basándose en su propia mente. A menudo te juzgan y opinan sobre ti y no aciertan en absoluto. No tiene nada que ver con quien eres tu en esencia.

 

Un ejemplo,

Voy con mi perrita Annie por la calle y me cruzo con un chicarrón que de repente se asusta de la perra y da un brinco. Él entonces me explica, de pequeño me mordió un perro y desde entonces les tengo un poco de miedo.

 

Mi perra es pequeña y cariñosa pero el recuerdo que este chico tiene de aquel día con un perro es negativa, por lo tanto, evita los chuchos, por si las moscas.

 

Nuestras mentes responden instantáneamente, en el presente, basadas en recuerdos de cosas que sucedieron en el pasado.

 

Y te lanzo estas preguntas,

 

¿Puedes permitirte perder el tiempo preocupándote por lo que alguien piensa de ti si además no tiene nada que ver contigo?

 

Y segunda pregunta y más importante,

 

¿Vas a permitir que la percepción de alguien sobre ti defina quien eres tu en realidad y como te sientes contigo mismo?

 

¿Qué puedes hacer para que deje de importarte?

¿Cómo llegar a ese momento, me importa un bledo, un pito y un comino, lo que pienses de mí?

 

        1.Ten claro tus valores. Lo que es importante para ti y lo que no. Y actúa en consecuencia. Si sabes quién eres y que es lo

importante para ti, lo que los otros piensen te dará un poco igual. Karen Blixen sería un buen ejemplo.

 

  1. Expresa tu individualidad. Muestra quien eres y lo que opinas. De verdad, no como una pose. El ser uno más es un poco aburrido. Como hizo en su día Laura Baena con el Club de Malasmadres. Puedes crear un blog, dar charlas, etc.

 

  1. Toma la iniciativa. No esperes a que te den permiso para hacer algo. Sé tu propio motor. No dependas de la opinión de otros para formarte la tuya y actuar.

 

  1. Rodéate de gente sin complejos. Que vive de una manera genuina, con autenticidad en base a lo que ella piensa y siente y se pone el mundo por montera.

 

  1. Sé intolerante. No aceptes relaciones abusivas, la falta de respeto, el chantaje emocional, la dependencia malsana y las interacciones tóxicas. Opera desde una base de fuerza y seguridad en ti mismo. Sé independiente en todos los sentidos.

 

Y ahora te toca a ti. Haz una lista con las cosas que te resistes a hacer por la opinión de los demás y empieza a llevarlas a cabo desde la semana que viene. 

¡Y si me lo cuentas ya sería fantástico! Compártelo en los comentarios debajo del blog o en Redes Sociales.

Y recuerda,

Crea tu buena suerte con confianza, coraje y constancia. Y haz que suceda.

Si sigues utilizando este sitio, aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar