Conócete a ti misma para enfocar tu futuro profesional

No sé qué hacer con mi vida.

¿Qué es lo que quiero en la vida?

Cerca de los 40 y sin saber qué quiero en mi vida.

Pocas preguntas cuestan tanto responderlas ¿verdad?

Yo te doy la respuesta: lo que quieres es estar segura de lo que quieres ¿me equivoco?

Desde pequeñas nos dijeron que teníamos que hacer en la vida. Nos mostraron un camino y lo seguimos. Es lógico, ¿no? Cuando no sabemos la dirección nos dejamos guiar por personas que conocen el camino.

Pero el camino que nos muestran es el de la seguridad, no el de la felicidad, y es por eso por lo que a menudo muchas personas acaban en una crisis existencial en la que no saben hacia dónde avanzar.

Lo sé, estás pasando por una fase de la vida donde te sientes confusa con respecto a qué hacer en el futuro, dudas de tus propias capacidades, las perspectivas laborales, si autoempleo, si cambias de sector…si merece la pena a estas alturas hacer un cambio o resignarse dada la situación……

Te has ido dejando llevar, y un trabajo te ha llevado a otro, hasta encontrarte trabajando en algo que no sabes muy bien si te gusta o no, o peor aún, habiendo sido despedida de un trabajo que tampoco sabes si es realmente lo que te gusta hacer.

¿Cómo saber que buscas si no sabes lo que buscas?

La clave es esta: primero conócete a ti misma para enfocar tu futuro profesional.

Si no empiezas por ahí, te aseguro que todo el esfuerzo será en vano e irás chocando con paredes una y mil veces más.

Por algún sitio tenemos que empezar y ese es mi objetivo con este post, así que vamos al lio.

1.Identifica hacia dónde te llevan tus talentos naturales – empieza por seguir esa pista.

No lo que te dicen los demás, o a lo que se dedica tu mejor amiga, sino a lo que con honestidad identificas en este momento como tus talentos y habilidades actuales.

Y si tus intereses, prioridades y talentos van cambiando con el tiempo, no te asustes, es lo normal, la vida evoluciona y tú evolucionas con ella.

Te recomiendo que hagas un proceso de introspección profunda haciéndote preguntas poderosas como estas:

¿En qué disfrutas realmente?

¿En qué actividades pierdes la noción del tiempo?

¿Cuáles son tus intereses y aficiones? ¿De qué temas hablas?

¿Cuál es aquello en tu vida sin lo cual no podrías vivir?

¿Qué necesitas hacer para sentirte conectado con tu yo auténtico?

¿Qué es lo que has hecho siempre sin darte cuenta?

¿En qué cosas recibes reconocimiento de los demás?

¿Cómo ayudas a los demás? ¿Qué les aportas?

¿Qué harías, aunque no te pagaran por ello por el simple placer de hacerlo?

¿Cuáles son los blogs que lees? Si tuvieras que escribir un blog, ¿cuál sería tu tema?

2. Una herramienta que te recomiendo y que te puede dar claridad es el análisis DAFO, al igual que si analizásemos una idea empresarial, con esta herramienta podrás detectar tus debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades.

Una vez tengas hecho esto, analiza tu contexto. ¿Qué amenazas hay en tu entorno que te impiden avanzar? Y por contra ¿cuáles son las oportunidades que tienes a tu alcance para evolucionar?

Ejemplo: una amenaza puede ser que haya muchos profesionales con tu misma formación ( alta competencia) o una oportunidad puede ser que sepas de la apertura de una multinacional que necesitará cubrir muchos puestos de trabajo.

3. Incrementa tu red de contactos: ¡Relaciónate!

Vivimos en la era de la tecnología, así que conectar con otras personas es infinitamente más fácil que hace años. Desde redes sociales profesionales a personales, foros específicos sobre tu sector, charlas, seminarios, congresos. Todas son opciones válidas que puedes utilizar para conocer gente nueva e interesante e incrementar tu red de contactos ¿Sabías que más de la mitad de las oportunidades laborales actualmente surgen del Networking?

Corre, ¿a qué esperas? 😊

4. Reserva un momento todos los días para hacer lo que más te gusta

Me parece perfecto que estés totalmente enfocada en tu carrera profesional, pero

es igual de importante buscar momentos de desconexión que nos conecten de nuevo con nosotras mismas. Ten presente aquello que más te gusta hacer y dedícale tiempo a diario.

Es más, te aconsejo programar en tu rutina diaria estos momentos para que el resto de tus obligaciones no se conviertan en ladrones de tu tiempo. Estos momentos nos recargan de energía y son de gran importancia si queremos mantener el foco en nuestro objetivo después…

5. Potencia y trabaja tu inteligencia emocional

Es de vital importancia que en este proceso aprendas a manejar de forma asertiva tus emociones.

Aquí van unos consejos para que lo logres:

  • Date tiempo para reflexionar sobre lo que sientes e intenta averiguar siempre cuáles son las causas de esas emociones.
  • No niegues tus sentimientos, acéptalos.
  • Determina cuáles son tus potencialidades y límites, así fomentarás la autoconfianza y el autoconocimiento.
  • Busca pequeños detalles que te mantengan motivado para lograr un objetivo y celebra cada vez que des un paso que te acerque a tu meta, por pequeño que este sea.
  • Escucha la opinión que tienen los demás de ti y de tus reacciones emocionales. Puede que te proporcionen una visión alternativa de ti mismo, tomes consciencia y aprendas de ello.

Aún poniendo en práctica todo lo que te explico en este post, posiblemente necesites hacer más, pero te aseguro que este es el primer paso para llegar a tu meta.

Si nunca empiezas, nunca llegas.

Crea tu buena suerte con confianza, coraje y constancia. Y haz que suceda.

Si necesitas ayuda, contacta conmigo en hola@talentjuice.net

Un fuerte abrazo,

Marta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Si sigues utilizando este sitio, aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar