¿De qué se arrepienten los profesionales alrededor de los 40?

Quedo con mi amiga Elena para tomar algo, después de las vacaciones.

Ella es una mujer a la que admiro porque ha sacado a sus hijas adelante, sola, se ha reinventado varias veces y le ha ido muy bien. Se deja la piel en todo lo que hace y es una tia fantástica.

 

M. ¿Hola guapa, qué tal todo?

E. Muy bien. Muy bien. Oye te quería consultar una cosa. Tengo una amiga que hace tiempo que quiere hacer un cambio pero no  se atreve.

M. ¿Cambio personal o profesional?. Bueno, al final está todo relacionando.

E. Es profesional. Lleva dando vueltas al tema desde hace mucho tiempo, pero no termina de hacer nada. ¡Vamos es tu perfil total!

M. El otro día me hicieron una pregunta interesante, al hilo de esto. Me decían,

“Llevas 10 años como coach profesional. Te has especializado en Coaching de carrera y Liderazgo.

¿De qué se arrepiente la gente a los cuarenta y tantos años?”

 

1. Lo primero es que no están donde quieren estar. Es decir, están en una profesión que no han elegido, sino que les fue “sugerida” por sus padres o profesores. Como no sabían que hacer, hicieron lo que la familia le dijo que hiciera.

Lo típico de … si no sabes que hacer estudia derecho. O ¿por qué no trabajas en el negocio familiar?

Yo quería ser periodista y mi madre me dijo que mejor eligiera una carrera que valiera para más cosas y no me muriera de hambre! Estudié Empresariales

He escuchado a muchas personas decir que por complacer a sus padres, consciente o inconscientemente se convirtieron en arquitectos, ingenieros, médicos o abogados. Pero sobre todo por el reconocimiento y estatus que los padres proyectaban para ellos. “Mi hijo/a es médico o arquitecto o abogado queda muy bien de cara a la sociedad”.

Muchas personas se arrepienten de haber elegido ese camino y se atormentan por no cambiarlo. Y ahora piensan que es tarde o simplemente tienen miedo. Así que continúan viviendo una vida que no quieren, por eso piden ayuda, porque solos se les hace misión imposible. El proceso es trabajar quienes son ellos en realidad, sus valores, fortalezas, talento natural, etc y empezar a construir un nuevo camino. Paso a paso.

 

2. Hay muchos profesionales que se arrepienten de trabajar muchas, muchas horas y de perderse cosas importantes, familiares o simplemente tiempo para ellos.

No han tenido hijos porque su prioridad era el trabajo o no han dedicado tiempo a estar con ellos y no los han disfrutado porque soportaban mucho estrés y simplemente no tenían la paciencia.

Sienten que se están perdiendo la vida, viajar, conocerse mejor, tener tiempo para aprender cosas nuevas, hobbies, ir a la naturaleza más a menudo, compartir con los suyos la vida desde una perspectiva más de paz y tranquilidad. Dedicar tiempo a las cosas importantes, no ir corriendo a todas partes.

Piensan que están perdido la oportunidad de saborear la vida. Así de simple.

Han dedicado y están dedicando tanto tiempo al trabajo que quieren plantearse sus siguientes años de otra manera. No solo trabajando. Es necesario equilibrar tu vida, profesional, familiar y personal.

 

3. Hay una amargura o remordimiento por dejar que los miedos hayan controlado el hecho de no hacer nada, de no tomar decisiones.  

Tenemos muchos temores diferentes que nos impiden tomar medidas, pero los mayores miedos están relacionados con el fracaso, la pérdida y el dolor. Hay un miedo a sufrir o a ver sufrir a tus seres más queridos.

Los “profesionales cuarentañeros”comparten conmigo que tienen tanto miedo y resistencia en torno al cambio,especialmente si eso significa que tienen que salir o más bien ampliar su zona de confort, hablar y defenderse por sí mismos. Temen fracasar, arruinarse, no poder cuidar   económicamente de sus familias. Temen abandonar lo ya conocido pero ven que perpetuar el status quo es insoportable y dañino.

Los miedos que tienen los profesionales a esta edad, particularmente las mujeres, a menudo surgen de la falta de límites sanos, del comportamiento complaciente con las personas (jefes, parejas, compañeros, familia en general) y un impulso hacia el “exceso de funciones y el perfeccionismo”, haciendo más de lo necesario, saludable o apropiado. Han hecho lo que se  espera de ellos/as pero no lo que ellos querían en realidad.

Hasta que no podamos meternos en la jaula con nuestros miedos y abordarlos de frente, el miedo nos mantendrá atrapados en una silenciosa desesperación.

4. No haber gestionado mejor a las personas tóxicas de su entorno o haber roto con ellas.

Actualmente en las empresas hay una toxicidad alta y gran parte proviene del estrés, de la   carga de trabajo que sufren muchos profesionales que les llevan a descarrilar y a sacar lo peor de ellos mismos. Hay personas que te pueden llevar a una depresión o un ataque de ansiedad.

Existe también un factor educacional con respecto a ciertos comportamientos que sienten que aceptan y no deberían. Seguramente por una falta de autoestima engendrada en la infancia y que van arrastrando por un entorno laboral tóxico del que deberán salir.

Es vital hacer limpieza de gente tóxica. Desde tu jefe/a, familia, amigos, pareja, etc. Y rodearte de gente que te aporte y haga tu vida más fácil, agradable y feliz.

 

5. La esclavitud del dinero. No hay proceso que no salga el tema del dinero.

Están deprimidos, bloqueados y ansiosos pero no ven la salida porque están atrapados por el tema económico. Tienen ya un nivel de vida y no quieren renunciar a él. Por eso es necesario   que facturen x cantidad de dinero todos los meses. El “status”, la educación que te permite pagar el dinero, la casa, el coche, las vacaciones. O no llegan a final de mes y si cambian tal vez tengan todavía menos.

El miedo a perderlo todo es el más fuerte y el que está más presente.  Y eso tiene que ver con las creencias y la historia que nos hemos ido creando y creyendo desde la infancia.

Es necesario ir al fondo de la cuestión del dinero o será más difícil llevar a cabo cualquier cambio.

¿Cuáles son tus creencias con respecto al dinero? ¿Te ayudan o te limitan?

Mi labor como coach es muchas veces generar consciencia de las situaciones que vivimos. Por eso te invito a que explores la respuesta a la siguiente pregunta.

 

¿De qué te podrías arrepentir en 3- 5 años si no haces nada ahora?

 

Espero que este post te inspire y si realmente estás con ganas de cambio, no esperes más. Hoy es un gran día para empezar.

 

Y recuerda,

Crea tu buena suerte con confianza, coraje y constancia. Y haz que suceda.

 

Un fuerte abrazo,

 

 

 

 

Si sigues utilizando este sitio, aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar