Decidofobia, miedo a tomar decisiones: ¿la sufres?

Han quedado en un café nuevo. Está lloviendo y María tiene el frio metido en los huesos. ¡Qué asco de día!

Estela ya ha llegado, le da dos besos. Tiene la cara helada.

Se ponen al día. Hace tiempo que no hablan y lo retoman con ganas.

¿Cómo vas con este tema? le pregunta María.

Igual. Soy incapaz de tomar una decisión. No sé qué me pasa, no puedo hacerlo.

¿Y eso?

Tengo miedo. Estoy como paralizada. Cada vez que pienso que lo voy a hacer, mi cabeza busca 4 excusas perfectas que me frenan en seco. Mi vida es el día de la marmota permanente. Vivo en un bucle de indecisión. Y estoy harta y cansada de estar así, pero no sé cómo salir. No encuentro la puerta de Exit.

Creo que padezco Decidofobia.

Eso sí que no lo había oído nunca. ¿Cómo sabes que tienes miedo a tomar decisiones?

Pues primero, intento evitar por todos los medios tomarlas. Evito situaciones para no tener que decidir o las retraso.

Segundo dependo de las decisiones de otros. Por ejemplo. Dónde cenar, dónde ir de vacaciones, todo me parece bien o casi. Con tal de no decidir…

Tercero, cuando tengo que tomar una decisión importante lo consulto con media humanidad, incluido la bruja del tarot, el médium, el horóscopo y el psicólogo. Y aun así tengo dudas.

Cuarto, me entra pánico cada vez que tomo una decisión. Tengo ansiedad, estrés, dolor de estómago, taquicardia, sarpullidos en la piel y no sé cuántas cosas más. Somatizo todo.

Quinto, mis indecisiones, afectan a mi vida, para mal. Porque al final, me gustaría hacer otras cosas y tener otra vida y no me atrevo. Me conformo y además lo justifico. ¡Es horrible!

Estela, querida, igual estás un poco en modo  «drama queen» hoy, no será para tanto.

Tal vez, estoy exagerando un pelín.

¿Qué hago? ¿Cómo puedo salir de la rueda de hámster en la que estoy metida?

¿Te pasa o te ha pasado algo similar? A mí sí. Y más de una vez, para ser sincera.

Esta lucha interna e indecisión es dolorosa y extenuante.

Lo peor es que retrasa nuestro crecimiento y nos paraliza. La decisión que dejamos para después siempre regresa a nuestra vida, de una forma u otra.

¿CUÁLES SON LAS RAZONES QUE NOS IMPIDEN TOMAR DECISIONES?

Primera razón: no decidimos porque nos da miedo ser responsables por nuestras decisiones.

Segunda razón: no queremos renunciar a otras posibilidades.

Tercera razón: evitamos tomar decisiones para no sentir culpa. Pensamos más en a lo que tenemos que renunciar al tomar una opción que en lo que vamos a ganar.

Cuarta razón: evitamos tomar decisiones para no pensar en todo lo que pudimos haber hecho.

¿QUÉ PODEMOS HACER PARA TOMAR DECISIONES CON MAYOR FACILIDAD?

Reúne toda la información posible para que te resulte más fácil tomar la decisión, analizando así los pros y contras de las posibles alternativas. A veces decidimos mal por no tener suficiente información sobre el tema.

Practicar el autoconocimiento es clave. Cuando eres consciente de tus valores, de lo que es prioritario en tu vida y de que es lo que quieres conseguir a largo plazo te resultará más fácil tomar aquellas decisiones que más alineadas estén con tus valores.

No te aferres a una decisión sólo porque es algo que hayas decidido o porque ya llevas mucho tiempo en ello. Es como el que está estudiando una carrera que no le gusta, si no es lo que quieres siempre puedes modificar tu decisión.

Tómate tu tiempo para tomar una decisión, no es necesario decidir en caliente o cuando estás enfadado o desesperado y simplemente quieres solucionar el asunto lo antes posible. En estos estados de ofuscación es difícil tomar buenas decisiones.

Recuerda que tomar la decisión es solamente el primer paso del proceso, el siguiente y más importante es pasar a la acción.

“Una decisión real se mide por el hecho de que has tomado una nueva acción. Si no hay acción, no has decidido realmente” Tony Robbins.

Y recuerda,

Crea tu buena suerte con confianza, coraje y constancia. Y haz que suceda.

Un fuerte abrazo,

Marta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Si sigues utilizando este sitio, aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar