El lenguaje del liderazgo

Londres, 2007.  Ahí fue donde empezó todo. Un curso, una visita inesperada, un algo más que hizo que ella viniera.

Es bonita, graciosa, lista y negocia de maravilla. Y esta semana ha cumplido años. Primera vez que tiene dos dígitos.  Ha habido regalos, sorpresas y magia de la buena. Esa que te dice que Nada es imposible.

Y sí, volvemos a Londres, donde todo empezó. Pero ahora ya con ella. Y veremos a Harry y a Matilda y el reloj de Peter Pan y los tejados de Mary Poppins y la Tate y muchas cosas más.

Con ella, Londres será más bonito.

Y con ella he aprendido a conversar. La maternidad y el liderazgo van de la mano.

Se me ha hecho tarde, no te lo voy a negar. Es miércoles, no martes. Lo sé. Mis disculpas.

Ayer impartimos un curso online de Conversaciones de desarrollo. Y el lunes también, y el miércoles pasado igual y el lunes que viene, lo impartimos de forma online en Barcelona y el martes en Madrid, de nuevo.

El 80% de los problemas que tenemos en las empresas se solucionan con una conversación. Ya sea de desarrollo, de feedback, para gestionar un conflicto o para dar reconocimiento. En las organizaciones, se corre mucho, se habla poco y se escucha lo mínimo.

Si se va implantando, con constancia, una cultura de conversaciones, de dar un buen feedback para que la persona crezca y se desarrolle, los conflictos en los equipos, serían menores. Seguro.

Pero lo hacemos una vez al año y claro, no es suficiente. Y la gente está quemada y frustrada y desmotivada y no sé cuántas cosas más. Solo porque no hablamos y no lo hacemos porque no tenemos tiempo. Porque tenemos que correr, para llegar a todo. Y se nos olvida que a veces, es más importante sentarte y hablar que trotar sin parar.

Mi reflexión de hoy es para que hables más con tu gente. Dale reconocimiento. Escucha lo que le motiva y le frustra. Los sueños, las ilusiones y los miedos. Tu eres su jefe. Tu labor más importante es sacar todo su potencial para que brillen. Y para conseguirlo, necesitas conversar, de verdad, con profundidad, transparencia y con cierta frecuencia.

Dedícale un momento,  ¿Qué conversación tienes pendiente? ¿Y con quién?

Y recuerda,

Crea tu buena suerte con confianza, coraje y constancia. Y haz que suceda.

Un abrazo,

Marta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Si sigues utilizando este sitio, aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar