Inteligencia emocional, clave en la dirección de equipos

Para tener éxito en altos cargos o bien en los puestos de liderazgo, hoy por hoy, es estrictamente necesario contar, o bien desarrollar, la aptitud emocional o inteligencia emocional.

¿Es importante tener un coeficiente intelectual alto, miles de títulos universitarios, cursos, estudios de postgrado, para poder acceder a altos cargos que gestionan equipos de trabajo?

Si lo es, todo suma

Pero hoy en día las empresas valoran mucho mucho más tu inteligencia emocional, es decir, tu capacidad para percibir con precisión tus emociones y las de los demás.

Saber versus sentir.

Te dejo un dato importante: Según una encuesta reciententemente realizada en Estados Unidos a más de 2.600 técnicos de selección y profesionales de RRHH, el 71% dijo valorar más la inteligencia emocional que el coeficiente intelectual.

No hay un sector o ámbito profesional donde las habilidades sociales no sean importantes, y cada día más, en la medida en que estamos en un mundo hiperconectado.

Un buen líder emocional es hábil en motivar a sus empleados, además de serlo en comunicación, liderazgo, trabajo en equipo y manejo de conflictos.

Por eso si tú crees que estás “cortita” en inteligencia emocional te animo a que pongas en práctica estos tips con tu equipo de trabajo, cuánto antes.

Las 5 dimensiones de la inteligencia emocional

Según lo investigado por el especialista Daniel Goleman, este la inteligencia emocional se define en base a 5 dimensiones.

Conocerlas y ser conscientes de ellas será fundamental a la hora de aplicar los tips para desarrollar la inteligencia emocional que siguen.

¿Cuáles son las 5 dimensiones de la inteligencia emocional?

Autoconocimiento

Autorregulación o control de ti mismo

Motivación

Empatía

Habilidades sociales

AUTOCONOCIMIENTO

El autoconocimiento está en el corazón de la inteligencia emocional y es la habilidad para reconocer nuestras emociones, pensamientos, valores personales y sus efectos en nuestra manera de vivir.

Si escuchamos la información que nos proporcionan las emociones, podemos modificar nuestras conductas y pensamientos con el fin de transformar las situaciones. Por ejemplo, en el caso de un arranque de cólera, pudiéramos ver la importancia de tomar medidas para reducir nuestra carga de trabajo, organizar mejor la misma o regular su proceso.

Cómo son las personas que tienen trabajado su propio autoconocimiento:

  • Reconocen sus emociones, las de su equipo de trabajo y los efectos que producen
  • Conocen las fortalezas y las debilidades de cada uno de sus colaboradores.
  • Están abiertas a la crítica sincera y bien intencionada, a las nuevas perspectivas, al aprendizaje constante y al desarrollo de sí mismas.

AUTOREGULACIÓN O CONTROL DE TI MISMA

Ser capaz de controlar las emociones negativas para que no te controlen a ti. Mantener la calma en situaciones complejas para salir lo más airoso posible.

Aquí te recomiendo que hagas este ejercicio:

Haz una lista por escrito al final del día, (durante una semana), de las situaciones que han ocurrido durante el día en las que no has reaccionado de la forma que querías, o te has dejado llevar por una emoción negativa (como por ejemplo el enfado).

Decide cómo vas a afrontar la próxima situación en la que se manifiesta esa misma emoción, y qué vas a hacer para no reaccionar de forma automática.

Y respóndete a estas preguntas: ¿eres asertiva, sumisa o más bien agresiva? ¿Qué primer pequeño paso te gustaría poner en práctica a partir de mañana para mejorar tu asertividad con tu equipo de colaboradores?

MOTIVACIÓN

¿Qué significa estar motivada? Hacer las tareas del día a día con pasión, sin apatía y sin una energía adicional.

Una persona motivada se recupera de los contratiempos: se pone en pie, se limpia las manos y se vuelve a focalizar en su meta para alcanzar el éxito.

Asimismo, la motivación es el aspecto que te mantiene centrada hasta el final del camino. Sabemos que las distracciones son muchas, pero un buen desarrollo de la inteligencia emocional te permitirá mantenerte igual de interesada que al principio.

EMPATÍA

La empatía es una competencia clave de la inteligencia emocional que se pone de manifiesto a la hora de comunicarte y de relacionarte con tus colaboradores.

Es ponerse “en los zapatos del otro”.

No confundas empatía con simpatía pues la empatía va mucho más allá No busca lo positivo de la situación, simplemente busca entender a la otra persona. Se escucha para comprender, no necesita la aprobación, reconoce las emociones sin juzgar.

Claves para ser más empático:

– Practica la escucha con la intención de entender al otro.

– Parte de la base de que tu forma de ver las cosas es única, es decir, cada uno tiene su propio punto de vista y todos son válidos y respetables.

– Entrena la capacidad de entender tus propias emociones. Así te será cada vez más fácil entender las de los demás.

– Evita el aconsejar si no te lo piden expresamente.

– Enfócate en comprender al otro en vez de juzgarlo. La empatía es la capacidad de ver el mundo como la otra persona, para compartir y comprender sus sentimientos, necesidades, preocupaciones y estado emocional.

HABILIDADES SOCIALES

Las palabras asertividad, negociación, liderazgo, empatía, forman parte de las llamadas habilidades sociales.

En resumidas cuentas y según cuenta Goleman, las habilidades sociales abarcan siete elementos: comunicación, influencia, liderazgo, adaptación al cambio, resolución de conflictos, colaboración y cooperación.

 Es la capacidad de emitir mensajes claros y convincentes.

Gestionar las emociones no es simplemente deshacerte de ellas; es implementar estrategias que te permiten usarlas de forma efectiva en lugar de dejar que gobiernen tus comportamientos y acciones y para eso tienes que tener muy entrenada tu inteligencia emocional.

¿Hasta que punto aplicas inteligencia emocional con tu equipo? ¿Deberías quizá trabajártela un poco más?

Estaré encantada de que me respondas en los comentarios

Recuerda,

Crea tu buena suerte con confianza, coraje y constancia. Y haz que suceda.

Un abrazo y gracias por acompañarme semana a semana.

Marta Zúñiga

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Si sigues utilizando este sitio, aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar