La calidad de tus relaciones afecta a tu bolsillo

Perder el trabajo está entre las principales preocupaciones de la gente hoy en día.

Y aunque sé que, dada la situación de crisis que estamos pasando, es el principal factor para que podamos perder nuestro trabajo, existen otros factores que también afectan y dependen única y exclusivamente de nosotros.

Después de llevar más de 25 años trabajando en y con empresas puedo decirte que en gran parte a las personas se las contrata por lo que saben y se les despide por cómo se relacionan.

Por lo general cuando a alguien lo contratan para una función determinada, la empresa se ha tomado el trabajo de verificar que los estudios y experiencia del candidato son los correctos para el puesto de trabajo que van a desempeñar, sin embargo, normalmente los retos más complejos que enfrentamos en la vida profesional tienen que ver con nuestras relaciones interpersonales.

Y aquí es donde entra en juego la inteligencia relacional

La inteligencia relacional es una habilidad que no pude faltar en tu kit de herramientas para construir una trayectoria profesional exitosa.

¿Quieres mejorar tu comunicación y tu relación con los demás?

Por eso hoy quiero compartir contigo unos tips que pueden ayudarte a aumentar tu inteligencia relacional

   – Controla tu presencia y tu imagen– Empieza conociéndote a ti mismo, tanto en tus pensamientos, expresiones y en tus gestos de tal manera que identifiques los mensajes implícitos que envías a la otra persona

Desarrolla tu capacidad de influencia positiva – Evalúa tu potencial y como te puedes diferenciar y explótalo siendo innovador y original.

Gestiona mejor el control sobre ti misma – Es importante aprender mecanismos que te permitan ayudar a controlar o evitar situaciones profesionales que te produzcan o generen tensiones.

Construye relaciones armoniosas con los demás, empezando por desarrollar una actitud sin prejuicios y relaciones de confianza y respeto. Analiza cómo son las relaciones con tus colaboradores, tus superiores y tus clientes y aprende a escuchar, comprender y mirar al otro de un modo objetivo.

Ser consciente cuándo la relación con los demás se rompe o deteriora – Para saber prevenir los conflictos hay que abordarlos desde el principio, para ello es necesario detectar los comportamientos conflictivos o de rechazo.

Desarrolla estrategias de autoconocimiento que te permitan canalizar los sentimientos y emociones ante las dificultades.

Recuerda que la inteligencia relacional es una herramienta clave para incrementar el compromiso, estimular a las personas y gestionar emocionalmente a los equipos. Va más allá de la inteligencia emocional.

Nuestro estilo para comunicarnos y relacionarnos es nuestra seña de identidad.

Cuéntame ¿Vas a aplicar estos consejos para sacar lo mejor de ti?

Si tienes dudas o quieres comentarme algo estaré encantada de leerte en comentarios.

Y recuerda,

Crea tu buena suerte con confianza, coraje y constancia. Y haz que suceda.

Un abrazo y gracias por acompañarme semana a semana.

Marta Zúñiga

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Si sigues utilizando este sitio, aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar