¿Cuál es la fórmula para trabajar con alguien que no soportas?

¿Tienes un compañero/a que te cae fatal?

¿Evitas discutir con alguno/a de otro departamento porque sabes que te va a sacar de quicio?

¿Estás harta de alguien de tu oficina porque siempre va criticando por ahí y tiene la habilidad de saber que tecla tocar para que saltes?

A mí también me pasaba, las discusiones, los enfrentamientos, los desacuerdos tienen un impacto en tu trabajo y en tu estado de ánimo también.

Por eso es muy importante cuidar las relaciones, aprender ciertas habilidades para mejorarlas y solucionar los conflictos que pueden llevar al traste tus planes u objetivos.

Ayer me llama una clienta y me dice. Tengo un lío con el equipo que no sé cómo meterle mano.

Llevan tres años luchando por sacar su empresa adelante y justo ahora cuando les va bien, surgen los conflictos. Tenían un objetivo común que era ganar clientes, ya lo están consiguiendo y parece que ahora el problema está en la manera de trabajar de los miembros del equipo.

Están ante una conversación crucial en su vida profesional, que les puede llevar a hacer cambios vitales, a crecer en su liderazgo o a mandarlo todo al traste.

Las conversaciones cruciales suelen ocurrir de repente. No te da tiempo a convocar a tus consejeros, coach, libro de management, etc. Estás ante una situación donde tu cerebro está en modo básico. Agredir y huir.

Tu reacción en el momento te parece sensata pero una vez se enfría, te das cuenta que no lo has manejado muy bien. Por no decir que, y perdón por la expresión, la has cagado.

¿Qué le pasa a tu cerebro cuando te encuentras bajo presión y enfadada? La amígdala secuestra tu parte racional y te conectas con tu yo “cromañón”. Ataca, huye y a la cueva.

¿Qué 3 cosas nos mueven cuando estamos en modo Yo Jane- Tu Chita?

  • El afán de ganar, es un deseo que está muy arraigado en ti desde que eres pequeña.
  • El afán de revancha – Lo que quieres es causarle daño a la otra persona.
  • La esperanza de mantenerse a salvo. No siempre intentas ganar, ni tener razón, ni hacer sufrir al otro. Otras veces lo que haces es apostar más por tu seguridad personal que por el diálogo. Evitas la incomodidad de una conversación crucial y aceptas las malas consecuencias. Eliges la paz antes que el conflicto.

¿Qué podrías hacer que es más útil para ti y tu equipo?

Te lo cuento en el video de hoy.

Comparte este post con 5 personas que creas que les puede interesar y en tus redes sociales. ¡Haz click en los botones debajo del post, please!

Muchas gracias por leerme.

Te deseo un buen lunes y una gran semana.

Si sigues utilizando este sitio, aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar