¿Qué hacer con tus debilidades?

¿Qué es más útil para el éxito: construir sobre fortalezas o arreglar debilidades?

Menos del 20% responderá «construyendo sobre sus fortalezas». 

A la mayoría de las personas le gustaría “arreglar” sus debilidades.  ¿A ti te pasa lo mismo?

Hay un imán que nos atrae hacia el lado oscuro, sobre todo por 3 razones, según, Marcus Buckingham.

  1. Creemos que la excelencia es lo opuesto al fracaso.

Estudiamos la enfermedad para comprender la salud, estudiamos el divorcio para comprender los matrimonios felices y estudiamos el fracaso como un medio para comprender la excelencia. Pero simplemente no funciona así. Invertir por qué fracasamos no nos acerca más a la excelencia que estudiar la depresión para acercarnos a la felicidad. Puede llevarte a un terreno de juego nivelado, pero no te ayudará a sobresalir. Debes ser un estudiante de excelencia para ser, bueno, excelente

  • Nos centramos en el miedo.

    Una de las razones por las que estudiamos enfermedades, divorcios o depresión es porque tenemos miedo.     Nuestro instinto evolutivo es sobrevivir, por lo que nos enfocamos en todas las cosas que podrían, y a veces suceden, salir mal. Lo cual, por supuesto, tiene sentido en ciertos escenarios. Pero no podemos dejar que nuestro miedo defina nuestra realidad. El cambio sigue el foco de su atención, así que concéntrate en lo que aspiras ser.

  • Creemos que la mejor manera de ayudarlo a crecer es con feedback.

La retroalimentación se usa para señalar fallos o debilidades para que puedan ser reparadas; pero la gente no aprende de esta manera.

Aprenden a través de la comprensión y la reflexión; reconociendo, luego “refinando”, los patrones que son intrínsecamente parte de ellos. Eso significa que la materia prima para su futura grandeza es su talento actual, por lo que debe prestar mucha atención a las cosas que funcionan y marcarlas.

Una vez que cambiemos nuestra fijación por enfocarnos en lo que no está funcionando y comencemos a amplificar lo que sí, vamos a ser mucho más capaces de ver lo mejor de nosotros mismos y de todos los que nos rodean.

En el video de hoy te enseño a gestionar tus debilidades, que no a «arreglarlas». El foco sigue el cambio de tu atención. Que no se te olvide.

Y recuerda,

Crea tu buena suerte con confianza, coraje y constancia. Y haz que suceda.

Un abrazo y gracias por acompañarme semana a semana.


Si sigues utilizando este sitio, aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar