¿Realmente conoces tu potencial? Descubre tus fortalezas

Todo el mundo tiene sus puntos fuertes y sus puntos débiles, de eso no hay duda. 

Todos tenemos nuestras cosas buenas y nuestras cosas malas, pero, a veces, solo nos fijamos en estas últimas.

Me resulta curioso cuando voy a impartir formaciones a empresas que cuando les hago estas preguntas siempre me responden lo mismo: 

¿Tenéis debilidades? Y las respuestas son: Si, muchas (varias personas contestan a la vez y muy seguros de lo que dicen).

¿Tenéis fortalezas? Y casi siempre obtengo un: silencio o alguna persona que se menciona. 

Tener una visión sesgada de la realidad que hace que seamos negativos hace que nuestras debilidades escondan todas las fortalezas que poseemos, haciéndonos pensar que no tenemos nada bueno.

Y de eso nada, eso no lo vamos a permitir.

Pero claro, te preguntarás: ¿Cómo descubrir en lo que eres bueno de manera sencilla y sin trucos?

Antes de mostrarte cómo encontrar tus puntos fuertes, déjame mostrarte algunos de los tipos de fortalezas que existen:

  • Lo que te diferencia de los demás
  • Fortalezas psicológicas
  • Habilidades técnicas y competencias
  • Tus Valores principales

Teniendo esto en mente y a igual que con las debilidades necesitamos identificar nuestra criptonita, con las fortalezas necesitamos saber con qué superpoderes contamos ¿no? Vamos a ello

Para identificar nuestras fortalezas no hay nada como pedir feedback, pero mientras lo gestionamos y recibimos hay algunas preguntas que nos podemos hacer:

  • ¿Cuál ha sido el proyecto en que mejor hemos destacado y cuál la base del éxito?
  • Trabajando en equipo ¿Cuál ha sido el rol que mejor se nos ha dado?
  • Cuando nos hemos encontrado un obstáculo insuperable, ¿Qué “superpoder” hemos utilizado para superarlo?
  • ¿Cuáles son los puntos fuertes que otros reconocen en mí?

Esto aunque parezca muy sencillo y fácil, os puedo decir que es complejo y mucha gente se queda bloqueada cuando tiene que llegar a este punto.

Una vez que nos decidimos a pedir feedback te recomiendo que hagas un listado de 3-5 personas que te conozcan más o menos bien, familia, pareja, amigos, compañeros de trabajo …

Y pídeles que te digan: 3 fortalezas personales, 3 fortalezas profesionales, como te definen personal y profesionalmente y qué valoran de ti cómo persona y cómo profesional.

Con todas las respuestas que te han enviado más lo que tú has contestado, crea una lista de tus fortalezas personales y profesionales.

La clave está en esto: Las que más se repitan o coincidan son posiblemente aquellas que deberías potenciar y dar a conocer.

¿Qué ocurre si al pedir feedback te dicen cosas con las cuales tú no te sientes identificada? ¿Qué percepción tienen los demás de ti? ¿Coincide con la que tienes tú de ti misma?

A lo mejor puedes pensar que se te da mal hablar en público porque te pones muy nerviosa y tus compañeras opinan que te desenvuelves a las mil maravillas.

Pues bien, las diferentes percepciones que tienen los demás y que tenemos de nosotras mismas, suele ser un foco de bloqueo para saber cuáles son nuestras fortalezas. Quizá si te conocieses mejor tendrías más claras tus fortalezas ¿no crees?

La Ventana de Johari es una herramienta  enfocada al desarrollo y autoconocimiento personal,

Consta de dos ejes: el horizontal recoge lo que sé o lo que desconozco de mí mismo. Y en el vertical lo que los otros saben o desconocen de mí. De este modo, se crean los siguientes cuadrantes:

  • Área pública o “sé que lo sabes”: aquí se sitúan las experiencias y los datos que conoces tanto tú como las personas que te rodean. Son las zonas comunes. Por ejemplo, agradable, le gusta hacer bromas, analítico, reflexivo… o lo que sea, que tú también estés de acuerdo.
  • Área ciega o “no sé que lo sabes”: se refiere a la percepción que tienen los demás de ti mismo y de la que no siempre eres consciente.
  • Área oculta o “sé que no lo sabes”: como indica la palabra es aquella parte de ti mismo que solo tú conoces y que no muestras en público por miedo a la reacción de terceros o a sus repercusiones. 
  • Área desconocida o “no sé y no lo sabes”: es el área que representa aquello de lo que ni tú ni tu entorno sois conscientes de ello. Se refiere a rasgos que desconoces hasta ese momento y que podrían ser un potencial por descubrir.

Pues bien, si deseas rellenar tu ventana de Johari necesitas algo crucial: feedback … Si ese que hemos conseguido de nuestros allegados y familiares en el anterior punto.

Una vez que tienes claras tus fortalezas, trabaja en ellas con más frecuencia. 

Tus fortalezas son como un músculo. Deben «ejercitarse» para que se desarrollen y crezcan de modo que no se atrofien. Pero no las trabajes en exceso, o “se cansarán”, al igual que tus músculos.

Llegados a este punto te recomiendo que:

  • Busques formas de mejorar y nutrir tus fortalezas con frecuencia
  • Organiza tu día y tu vida en torno a tus puntos fuertes.
  • Practica tus fortalezas todos los días

¿Vas a aplicar estos consejos para sacar lo mejor de ti?

Si tienes dudas o quieres comentarme algo estaré encantada de leerte en comentarios.

Y recuerda,

Crea tu buena suerte con confianza, coraje y constancia. Y haz que suceda.

Un abrazo y gracias por acompañarme semana a semana.

Marta Zúñiga

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Si sigues utilizando este sitio, aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar