¿Recuerdas a la jefa de El diablo se viste de Prada?

«No estás haciendo ningún esfuerzo. Estás dejándote llevar. ¿Y quieres saber por qué ella no te da un beso en la frente ni te da una estrella dorada al final del día?»

 Con esta reprimenda, Andrea Sachs (papel que encarna Anne Hathaway en la película El diablo se viste de Prada) se da cuenta de que si quiere conservar su puesto de trabajo deberá estar a la altura de su jefa, una directiva extremadamente exigente tanto consigo misma como con su equipo; alguien que piensa por y para la empresa y busca cumplir objetivos.

Nadie dijo que trabajar con un jefe/a exigente fuera fácil, seguramente te lleve al límite, te ponga elevadas metas, te aparte de tu zona de confort y te ponga nuevos retos.

Pero…¿Has pensado que trabajar con un jefe/a exigente puede ser una buena fuente de aprendizaje?

Eso si debemos distinguir entre un jefe exigente y un jefe tóxico. El primero será aquel que te hará trabajar duro para que alcances nuevas metas pero el segundo se basará en la filosofía del ordeno y mando y se colgará medallas que no le pertenecen.

Por eso en el vídeo de hoy te explico las diferencias entre un jefe exigente y un jefe tóxico, ya que muchas veces podemos llegar a confundirlos. Te cuento mi propia experiencia con ambos tipos de jefes para que te sea más fácil distinguirlos.

Cómo capotear a un jefe tóxico te lo contaré en próximas semanas, en el último vídeo de la “TRILOGÍA DE LOS JEFES”.

Y recuerda,

Crea tu buena suerte con confianza, coraje y constancia. Y haz que suceda.

Un abrazo y gracias por acompañarme semana a semana.

Marta

Si sigues utilizando este sitio, aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar