¿Sufres de Decidofobia?

Han quedado en un café nuevo. Está lloviendo y María tiene el frio metido en los huesos. ¡Qué asco de día!

Estela ya ha llegado, le da dos besos. Tiene la cara helada.

Se ponen al día. Hace tiempo que no hablan y lo retoman con ganas.

¿Cómo vas con este tema? le pregunta María.

Igual. Soy incapaz de tomar una decisión. No sé qué me pasa, no puedo hacerlo.

¿Y eso?

Tengo miedo. Estoy como paralizada. Cada vez que pienso que lo voy a hacer, mi cabeza busca 4 excusas perfectas que me frenan en seco. Mi vida es el día de la marmota permanente. Vivo en un bucle de indecisión. Y estoy harta y cansada de estar así, pero no sé cómo salir. No encuentro la puerta de Exit.

Creo que padezco Decidofobia.

Eso sí que no lo había oído nunca. ¿Cómo sabes que tienes miedo a tomar decisiones?

Pues primero, intento evitar por todos los medios tomarlas. Evito situaciones para no tener que decidir o las retraso.

Segundo dependo de las decisiones de otros. Por ejemplo. Dónde cenar, dónde ir de vacaciones, todo me parece bien o casi. Con tal de no decidir…

Tercero, cuando tengo que tomar una decisión importante lo consulto con media humanidad, incluido la bruja del tarot, el médium, el horóscopo y el psicólogo. Y aun así tengo dudas.

Cuarto, me entra pánico cada vez que tomo una decisión. Tengo ansiedad, estrés, dolor de estómago, taquicardia, sarpullidos en la piel y no sé cuántas cosas más. Somatizo todo.

Quinto, mis indecisiones, afectan a mi vida, para mal. Porque al final, me gustaría hacer otras cosas y tener otra vida y no me atrevo. Me conformo y además lo justifico. ¡Es horrible!

Estela, querida, igual estás un poco en modo  “drama queen” hoy, no será para tanto.

Tal vez, estoy exagerando un pelín.

¿Qué hago? ¿Cómo puedo salir de la rueda de hámster en la que estoy metida?

¿Te pasa o te ha pasado algo similar? A mi sí. Y más de una vez, para ser sincera.

La mejor manera para quitar el miedo es la acción. Cuando actúas no piensas.

Menos pensar y más actuar. Es mi leitmotiv, para el 2018.

Puedes probar también el Cuadrante de la toma de decisiones. Pinta un cuadrante con estas 4 preguntas y ligado a la decisión que tienes que tomar enumera la respuesta a estas 4 cuestiones:

  1. ¿Qué sucede si ocurre X?
  2. ¿Qué no sucederá si X sucede?
  3. ¿Qué pasa si X no sucede?
  4. ¿Qué no sucederá si X no sucede?

La decisión la encontrarás en las respuestas. ¡SUERTE!

Pruébalo y ya me cuentas.

Y recuerda,

Crea tu buena suerte con confianza, coraje y constancia. Y haz que suceda.

Un fuerte abrazo,

Marta

 

 

 

 

 

Si sigues utilizando este sitio, aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar