¿Cómo convertir un problema en una oportunidad?

Toma este sobre cerrado con cinco dólares como capital inicial y desarrolla una idea para una empresa próspera. Puedes tener todo el tiempo que quieras para desarrollar la idea, pero tan pronto como abras el sobre, sólo tendrás dos horas para ganar dinero. ¿Qué harías tú?

Este es uno de los desafíos propuestos por el Stanford Technology Ventures Programas Director Ejecutivo Tina Seelig a los estudiantes de su clase de creatividad e innovación.

¿Qué emocionante verdad? ¿Quieres saber quién ganó?

El equipo que ganó más dinero no utilizó los cinco dólares en absoluto. En su lugar se dieron cuenta, de que los cinco dólares era en realidad una limitación – se dieron cuenta de que si replanteaban la situación, se enfocaban en las habilidades que tenían y analizaban las oportunidades que les rodeaban harían un buen negocio.

Como ejemplos de la creatividad del alumno, el Director menciona un equipo que utilizó las dos horas para establecer un punto de venta donde ofrecían, de forma gratuita a otros estudiantes, medir la presión de aire de las ruedas de sus bicicletas. En el caso que las ruedas necesitaran aire, cobraban un dólar por el servicio. U otro equipo que se dio cuenta de que en las noches de sábado, cuando los restaurantes tienen largas colas, podrían tener reservas hechas y venderlas a los clientes más tarde. Ambos equipos ganaron un par de cientos de dólares en el límite de tiempo.

“Los estudiantes llegaron a la conclusión de que no había excusa para no tener dinero en el bolsillo – todo lo que tenían que hacer era mirar alrededor y ver los problemas como oportunidades” Tina Seelig, explica.

Nada nuevo que no te hayan dicho cientos de veces. ¿Pero acaso lo haces? No siempre, ¿verdad?

Cuando trabajo con mis clientes que quieren emprender, trabajamos sus fortalezas, valores y visión pero también nos enfocamos en el mercado y sus necesidades.

Y siempre les hago esta pregunta, ¿Qué necesidades hay en el mercado que tu puedas resolver? ¿Dónde está la oportunidad para ti?

El objetivo de este ejercicio es alentar el espíritu emprendedor identificando oportunidades, asumiendo desafíos, eliminando limitaciones, replanteando problemas y motivando la creatividad.

El equipo que ganó más dinero partió de cero. Estos estudiantes identificaron que el activo más valioso del que disponían no eran ni los 5 dólares iniciales ni las 2 horas para ejecutar el desafío. En su lugar identificaron como su activo más valioso los 3 minutos disponibles para la presentación del día lunes y decidieron venderlos a una compañía que quería reclutar estudiantes de una clase.

El grupo creó un anuncio de tres minutos para esa compañía y se lo mostró a sus compañeros de clase durante la presentación del lunes utilizando el tiempo que en teoría disponían para presentar su trabajo. Brillante.
Lo que estos estudiantes hicieron fue reconocer que disponían de un fabuloso activo que otros no vieron y sólo tuvieron que esperar para sacarle provecho. Ganaron 650 dólares.

Al cambiar la perspectiva te das cuenta, en primer lugar, que tienes recursos, que son mucho más valiosos de lo que jamás imaginaste y segundo, que tus propias habilidades y las oportunidades que te rodean son mucho más grandes de lo que incluso pensaste en un principio. Ese es el secreto.

“Detrás de un problema hay una oportunidad. Cuanto más grande es el problema, más grande es la oportunidad”. Tina Seelig (Directora ejecutiva del Stanford Technology Ventures Program)

Buen lunes y mejor semana.

Si sigues utilizando este sitio, aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar