¿Cuál es la ley clave en un equipo de alto rendimiento?

Conversación en una oficina no hace tanto años…

M. «No vale para ese puesto donde le has colocado.

MJ.¿Cómo que no?

No. No va a encajar con ese jefe. Lo verás.

MJ. Lleva 8 años en la organización, lo hará bien.

M. Él necesita libertad para actuar, hay que darle cuerda para que trabaje a su aire. Su jefe es controlador es de atar corto.

Un mes más tarde…

MJ. No sé que le pasa a Antonio, no funciona, le veo desmotivado, triste.

Y no nos lo podemos permitir. Trabaja con uno de nuestros clientes claves. No lo entiendo.

M. No me sorprende. No era la persona adecuada para el puesto.

Has puesto a un pez escalando un árbol. No va a funcionar.

Cada miembro de un equipo tiene un lugar donde dar lo mejor de sí».  A esto se la llama la Ley de la especialización.

 

Un lugar para cada uno y cada uno en su lugar.

 

Un equipo fluye cuando cada uno de los miembros ocupa el lugar donde dará lo mejor de sí.

Las grandes cosas ocurren cuando todos los componentes de un equipo están ubicados en la posición que maximiza sus talentos, sus habilidades y su experiencia.

¿Qué pasa en un equipo cuando uno o más de sus integrantes «juegan»  en una posición que no es la suya?

Primero, baja la moral porque el equipo está a medio gas;  como consecuencia aparecen los reproches, las frustraciones y los rencores. Las personas obligadas a trabajar en una posición «extraña» se resienten porque no pueden desarrollar todas sus capacidades.

Como resultado, el equipo no llega a desarrollar su potencial. El equipo deja de progresar.

 

La persona equivocada en el lugar equivocado = Regresión

La persona equivocada en el lugar correcto = Frustración

La persona correcta en el lugar equivocado = Confusión

La persona correcta en el lugar correcto = Progreso

Las personas correctas en los lugares correctos = Multiplicación

 

Cuando un profesional realiza el trabajo que sabe hacer, todo el mundo gana.

Vince Lombardi dijo: “Los logros de una organización son el resultado del esfuerzo combinado de cada individuo” Para poder poner a las personas en los lugares donde utilizan sus talentos y elevan al máximo el potencial del equipo se necesitan tres cosas.

  1. Conocer el equipo – No puedes armar un equipo ganador o una organización de éxito si no conoces su visión, propósito, cultura, historia, etc. Si no sabes a dónde está tratando de ir y por qué está tratando de ir allí, no podrás llevar al equipo a su máximo potencial. Tendrás que empezar donde el equipo realmente está.

      2. Conocer la situación Su situación cambia frecuentemente.

      3. Conocer a cada profesional …Hay líderes que tienden a querer hacer a todo el mundo conforme a su imagen y al enfocar su trabajo         usan las mismas habilidades y métodos para resolver problemas. Muchos managers rechazan a los profesionales que no son como ellos. Los marginan en vez de buscarles un hueco donde puedan desarrollar su potencial.

 

Pero armar un equipo no es como trabajar en una línea de ensamblaje. Fíjate en la experiencia, las habilidades, el temperamento, la actitud, la pasión, el don de motivar a los demás, la disciplina, la fuerza emocional y el potencial de cada persona. Encuentra el diamante que tiene dentro y ayúdale a sacarlo para que brille más.

 

Es bueno para ti. Bueno para él/ella. Bueno para la organización.

 

En talent juice entrenamos a los managers para que sean grandes directores de equipos. Ese es nuestro reto y nos encanta.

 

Si quieres saber como lo hacemos escríbenos a hola@talentjuice.net

 

Gracias por estar ahí y recuerda…

 

Crea tu buena suerte con confianza, coraje y constancia. Y haz que suceda.

 

 

Si sigues utilizando este sitio, aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar