Toma de decisiones: ¿decides o reaccionas?

Era de noche cuando aterricé en San Francisco.

Sabes esa sensación cuando llegas a una ciudad, por primera vez…

Las luces, los carteles publicitarios, los edificios, la gente, todo iba pasando deprisa.

Miraba todo, con ojos grandes, como miran los niños algo por primera vez y flipan. Pues iba en el “cab” flipando. Con esa media sonrisa, bobalicona, que se te pone cuando si, me repito, flipas.

No lo he mencionado, tenía 19 años.

Venía de pasar casi dos años en Dublín, pasando por un pueblecito de Navarra, donde transcurrió mi infancia, llamado San Adrián.

Llegué al hotel, recuerdo que era un Holiday Inn. Mientras hacía el check- in, vi que pasaban las típicas parejas jovencitas, de las series americanas, vestidas de “gala”.  ¡¡¡Era un “prom night”!!!

Si, hombre, si, seguro que lo has visto mil veces en la tele o en el cine.

¿Dónde el chico va a buscar a la chica a su casa, y le lleva una flor y el padre le amenaza, al joven, de muerte, y le dice que cómo se pase un pelo con su niña se las tendrá que ver con él y todo ese rollo protector macho alfa?

¿Y se van a un hotel, donde se juntan todos los del curso, a bailar, a beber y a …? Anda, rellena tú los puntos suspensivos.

Esa fue mi llegada a San Francisco, pensé «que animaos», estos americanos. Sí lo pensé sin la d. Los del norte hablamos así.

Cuando llegué a la habitación, me organicé un poco, puse la tele y ponían “Luz de luna”. ¿Te acuerdas de Luz de luna? Bruce Willis, con pelo y Cybill Shepherd, que interpretaban a dos detectives privados. ¡Me encantaba!

He de reconocer, que en mi día a día, no me acuerdo de cantidad de cosas, pero de esa llegada a San Francisco, la recuerdo como si fuera ayer.

Al día siguiente empezaba una nueva etapa para mí. Una gran etapa.

Comenzaba la universidad. Ni más ni menos. Business administration, en la Universidad de San Francisco.

¿Cómo te quedas?

Bueno,

¿Por qué te cuento esta historia?

Igual te ha parecido un rollo patatero o igual ha captado tu atención y has leído hasta aquí.

Es posible que seas un poco cotilla y ya está. No seré yo quien te juzgue, dios me libre.

Sigue leyendo, que igual, lo que te voy a contar te interesa o le puede interesar a alguien que conoces.

Si yo te digo, que hay mucha gente que está cambiando su vida y ganando bastante de dinero, en internet, como consecuencia de la pandemia que pasamos, te estoy diciendo la verdad.

Y si te digo, que hay mucha más gente que estuvo y que está cagada de miedo, perdiendo dinero y salud, también te estoy diciendo la verdad.

Es fácil,

Por un lado, miras el mercado y observas quien está ganando dinero y contratando gente.

Por otro lado, miras como estás tu misma/o de bloqueada/o, cagada/o y con mucha incertidumbre.

Lo mismo necesitas ayuda para salir de ahí y empezar a mirar al mercado con otros ojos.

Por eso quiero, a parte de contarte mi historia en San Francisco, decirte que saber elegir apropiadamente juega un rol vital en el disfrute de una vida plena, satisfactoria o feliz en el corto, mediano y largo plazo.

Eso es así

Está claro que, las decisiones más trascendentales de tu vida, como elegir tu carrera universitaria, tu trayectoria profesional, casarte, o formar una familia, requieren una gran madurez, pero, sobre todo, mucha seguridad personal.

Por eso te cuento que 3 aspectos que tuve en cuenta para tomar la decisión de irme a San Francisco y que hoy en día me sigo cuestionando cuando tengo que tomar una decisión y entro en bucle.

Confía en tus capacidades

Las personas que tienen problemas para tomar buenas decisiones suelen desconfiar de sus propias capacidades.

Por lo general son inseguras, temerosas o poco determinadas, y por lo tanto, se les dificulta confiar en sí mismas, o en su potencial para decidir de forma inteligente y oportuna.

Supera tus miedos y limitaciones

Las personas felices no viven con miedo.

Al contrario, mantienen una actitud positiva, son seguras de sí mismas y trabajan mucho en superar esos temores o situaciones que las limitan o paralizan.

Para trabajar tus miedos puedes, por ejemplo, escribir en un diario que te permita desahogarte o expresar tus temores para luego tomar decisiones concretas que te permitan sentirte bien.

Puedes empezar por describir o enumerar todo aquello que te preocupa, estresa, o limita, para luego analizarlo y establecer acciones positivas que te permitan avanzar en la dirección correcta.

Puedes empezar por preguntarte lo siguiente: ¿cuáles son las decisiones de vida que más te atemorizan?, y ¿qué sucedería si tomas la decisión incorrecta?

Esto te ayudará a poner el problema en perspectiva, y a razonar sobre los mecanismos que tienes a la mano para poder superarlo satisfactoriamente.

Pasa de las críticas

Generalmente evitas tomar decisiones difíciles para eludir el rechazo, y en consecuencia, terminas sumido en situaciones que te generan frustraciones, infelicidad, desesperanza y cansancio.

Hay decisiones difíciles que pueden llegar a abrumarte, pero debes tener claro que para vivir a plenitud tienes que salir de tu zona de confort y escoger aquellas opciones que realmente te proporcionen bienestar y alegría.

Vencer el miedo es completamente factible, pero debes esforzarte al máximo para evitar que las críticas ajenas te afecten, entristezcan o paralicen.

Mi momento San Francisco fue un momento de valentía y determinación para mí. San Francisco lo cambió todo para mejor.

Espero que mi historia y mis consejos te sirvan a ti también.

“La pregunta no es quién me va a dejar, sino quién me va a detener”

Ayn Rand

Crea tu buena suerte con confianza, coraje y constancia. Y haz que suceda.

Si necesitas ayuda, contacta conmigo en hola@talentjuice.net

Un fuerte abrazo,

Marta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si sigues utilizando este sitio, aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar